la sombra que proyectan los árboles sobre mis hombros
es solo mía sobre las rodillas
el polvo entre los dedos cuando vuelvo a casa
es solo mío y no puedo chupar
o morder sin fuerza o pensar en una vida redonda
soleada en el amor en el calor en las tapias color crema
sobre las que se sobran
las buganvillas

es así

me imagino flotando en medio del azul
entre un suelo y un cielo
que son la misma cosa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s