Studia

 

Mi cabeza está llena de bacilos Gram positivos. Aerobios, anaerobios, de aspergillus fumigatus. Voriconazol, metotrexato, aciclovir. De historias, y de la altura de las catedrales. En el núcleo de células eucariotas se desenrollan las cromátidas. Pequeños dibujos realizados en las trincheras durante la Gran Guerra. Se llaman timina, citosina, guanina, uracilo. Se llama azul. Adenina. Cosas casi tangibles. Cristales de pirofosfato cálcico de débil birrefringencia negativa. Rectangulares. Por ejemplo. El dolor. Por ejemplo. El placer de entenderlo.

Esta mañana vi aquella fotografía: sentado en la alfombra, agachado sobre un libro, bañado en luz naranja. Concentrado. Un gato durmiendo a unos pasos, sobre las maderas del suelo. Aprendiendo o rezando. También esa otra del hombre postrado en la mezquita, con los rayos del sol contenidos entre su cabeza y sus manos. Al-Karaouine. La madrasa de Qarawiyyin la fundaron en el año 859 dos mujeres que venían de Cairuán. Fátima al- Fihri. Mariam al- Fihri. El mar me gusta porque recuerdo los tritones, las sirenas, porque sé que lo que hay dentro es importante.

El mar me gusta porque me da miedo, porque hay libros y películas y canciones sobre el mar. He aprendido a preguntarme por qué vuelan las gaviotas, cómo viven los corales, de qué está hecha la espuma del borde de las olas. Pensar en los cientos de miles de años que tardó la roca en hacerse arena. Que tardó la montaña. Sin quererlo expresamente. Me pongo a leer con toda la atención de que soy capaz, lo que otros han escrito para explicarme el mundo. Hervör, hija de Angantyr, versada en íþróttir, oratoria, hnefatafl, conocimiento de las runas y medicina. Un día llegó con su flota,  pero fue la única que se atrevió a desembarcar, porque la isla estaba hechizada. Gritó y gritó invocando su derecho a recuperar la espada Tyrfing. Entonces una  tumba se abrió y en su interior había una llama brillante. Tres caminos. La gramática ayuda a hablar, la dialéctica ayuda a buscar la verdad, la retórica colorea las palabras. Cuatro caminos.

La aritmética numera, la geometría pondera, la astronomía cultiva los astros, la música canta. Su invención surgió en India. El mundo le debe a la cultura india el invento trascendental del sistema de numeración posicional y el descubrimiento del 0, śūnya. Vacío. Representado por un punto. Niñas iraníes vestidas de blanco se doblan sobre sus cuadernos. Los mayas también conocían el 0. Peregrinos budistas pudieron llevarlos desde China. Los números. El hombre de la fotografía parecía un monje. Me mecen palabras como transcripción, linfocito, apoptosis. Los cuerpos celestes del universo. Un árbol de aortas vivas. Café. Radiación electromagnética. Electrometría de flujo. Disco celeste de Nebra. Proteómica. Scriptorium. Se encontró en el suelo, en posición vertical y con su anverso orientado hacia el norte. La música canta. Los arqueoastrónomos saben que en Centroeuropa, ya desde la Edad del Bronce, podían verse las Pléyades. Todo se mezcla y a la vez, se va completando. Tres fotografías. Ni siquiera sé cuál pueda ser el título.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s