Subir al Guijo

“Yo no camelo perfumes de Nina Ricci/ soy más de libros de la Silvia Federicci/ será mejor que trates mejor a esas bitches/ no sea que de repente me escuchen y se compinchen./ Os lo tengo dicho, os lo dejo hecho/ al punto, la teoría King-Kong no apunta./ Facilito tronco, deja de poner impedimentos/ deja de ser un experimento./ Déjame ser otra cosa que no sea un cuerpo”. A mí me da vértigo subir hasta allí arriba con el coche, pero subo porque por la noche no se ve el precipicio, solo se intuye; más arriba del campo de fútbol. Todo tan lleno de estrellas que marea. Una casa cuelga en la ladera y ahí, al poco de llegar, comienza a rapear Gata Cattana, y su voz nos acaricia desde los altavoces. Comer cerezas del huerto escuchando a La Ira, comer ciruelas dulces mirando a esas cuatro mujeres lanzando versos dentro del útero que es esta noche. Me envuelve la esperanza.
Lisístrata, se titula la canción. Lisístrata: la que disuelve los ejércitos. Se representó por primera vez en el 411 a. C. “Permaneceré intocable en mi casa”. Ninguna mujer, ni de Atenas ni de Esparta, consentirá relaciones sexuales a su esposo o amante hasta que la guerra haya concluido. “Con mi más sutil seda azafranada”. Ocupan la Acrópolis, con los tesoros de la ciudad, y se hacen fuertes, cortando los suministros de la guerra. “Seré tan fría como el hielo y no me moveré”. En un esfuerzo organizado y pacífico a favor de la paz. “No levantaré mis zapatillas hacia el techo”. El mundo griego al revés, nuestro mundo de ahora, al revés. “Ni me agacharé sobre mis cuatro extremidades, como la leona de la escultura”. Los hombres acaban firmando la paz frente a Lisístrata.
Los gránulos de kéfir tienen un aspecto parecido a la coliflor, algo más blandos y gelatinosos. En realidad es una masa biótica simbiótica que combina bacterias y hongos unicelulares. Maná de Alá, agradable sensación, bendición a quien se regala. Algunas crónicas relatan que se castigaba con pena de muerte a quien revelase el secreto del kéfir a tribus extranjeras. Según la Endosimbiosis Seriada nuestras células proceden de la incorporación sucesiva de bacterias, que irían pasando a formar parte de los diferentes orgánulos. Según la Simbiogénesis, hay una transferencia de material genético entre los organismos participantes, de modo que se forma un nuevo organismo que incorpora los simbiontes que lo originaron. Cambiando la leche y el agua cada tarde me acuerdo de Lisístrata, me acuerdo de Lynn Margulis, de Gata Cattana; de que es la simbiosis y no el enfrentamiento lo que constituye la vida. Un esfuerzo organizado y pacífico. Imparable.
“Y ando cayendo ya, encallándome/ en mi propia guerra civil como Lisístrata/
sin más que decir, que aportar a la causa/ Rosa Luxemburgo, Campoamor, guerrera amazona/ vestal romana, sendero impío hacia la vida humana/ Keny Arkana /
Yo os invoco hijas de Eva buscando una luz, buscando una luz, buscando una luz…”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s