Muerte y Resurrección

Toma también de las especias más finas: de mirra fluida, quinientos siclos; de canela aromática, la mitad, doscientos cincuenta; y de caña aromática, doscientos cincuenta; de casia, quinientos siclos, conforme al siclo del santuario, y un hin de aceite de oliva. Y harás de ello el aceite de la santa unción, mezcla de perfume, obra de perfumador. Para tocar la frente en el bautismo y en la muerte. Bendita el día de Jueves Santo, primera luna llena después del equinoccio de primavera.
Primera luna llena tras el equinoccio es Pésaj, cuando la cebada está madura, cuando está prohibido el trigo fermentado, jametz, y se come pan ácimo. No hubo tiempo para dejar fermentar el pan cuando el pueblo judío huyó de Egipto. En el mes primero, a los catorce del mes, entre las dos tardes, Pésaj es para Dios. Un cordero sin manchas es sacrificado al final del crepúsculo, asado sin remover sus órganos internos, comido acompañado del matzá durante la larga noche.
El sonido de las vilortas anuncia que se acerca un empalao alumbrado por el cirineo. Atado a un timón de arado vestido con sayas de mujer, tan íntimas, arrodillándose y rezando delante de las catorce cruces. Los niños vettones se hacían hombres, les entregaban espadas y colocaban sobre sus cabezas coronas de flores. Diosas de la fertilidad y de la guerra. La diosa sumeria Inanna fue colgada desnuda de una estaca, y posteriormente fue resucitada y ascendió del inframundo. Atravesó las siete puertas y en cada una se quitaba una prenda, despojándose de todos sus vestidos mundanos. Desnuda y de rodillas fue juzgada, asesinada y expuesta públicamente. Mientras, en su ausencia, los cultivos dejaron de crecer y los animales de reproducirse. “Te conviertes en otra persona, se te olvidan hasta los dolores, porque te duele mucho”. Astoret, Reina de los cielos de Canaán, diosa de la fertilidad vegetal, representada con una estaca clavada en el patio de los templos o un tronco de árbol. Estrella brillante, Venus. Inanna diosa del cereal y la vid, de la palmera datilera, del cedro, del sicomoro, del olivo y del manzano. No plantarás ningún árbol para Asera cerca del altar del Señor tu Dios (Deuteronomio 16, 21). “Pienso en mi promesa y rezo sin rezar”.
Eastra, diosa sajona de la primavera, sanó a un pájaro herido que encontró en el bosque, transmutándolo en liebre, y la liebre le entregó sus huevos como regalo. Lunas llenas. Eclosión de Ishtar caída del cielo al Eúfrates. Ciclo sin fin. Vuelven las aves desde el sur y los seres se multiplican. En el lugar exacto donde se situó la tumba vacía de Jesús, en Jerusalén, había un templo dedicado a Afrodita. Fue derribado para construir la iglesia del Santo Sepulcro, la más sagrada del mundo cristiano. “Nunca he visto tanta satisfacción en mi vida como aquel día al vestirme de empalao, ni tuve la mente tan abierta”. A la medianoche del Domingo de Pascua empezaban a repicar todas las campanas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s