Ayuno

Para su celebración hay que tomar en cuenta el sol de primavera y la luna llena. Se debe buscar el primer domingo posterior a la primera luna llena de primavera en el Hemisferio Norte; entonces se cuenta cuarenta días hacia atrás, y empieza un tiempo que es morado. Cuarenta días permaneció Jesús en el desierto antes de su misión pública, cuarenta días duró el diluvio y cuarenta años la marcha del pueblo israelita por el desierto. Cuarenta son los días que, en muchos lugares, una madre recién parida y su criatura se aíslan de la comunidad en espera de la purificación.
En Nepal las mujeres hindúes celebran el “Teej”, un festival durante el cual se abstienen de comer y beber, y rezan por el bienestar de sus maridos. Visten saris, pulseras y collares rojos y danzan juntas ante los templos de Shiva. La diosa Parvati ayunó para seducirle y así convenció al dios de su fortaleza de espíritu. Parvati es a la vez Durgā, de larga trenza, protectora del mundo que reposa en su regazo, y Kali, el cabello enmarañado y suelto, de color negro, desnuda, con un collar de cráneos alrededor de su cuello, sosteniendo la cabeza degollada del demonio Majishasura. Cabalgando sobre un fantasma. Ayunan budistas, musulmanes, judíos, cristianos.
Al regresar de la Luna, los astronautas de la misión Apollo, fueron puestos en cuarentena en el Laboratorio de Recepción Lunar ante el temor de una contaminación interplanetaria. En el Pentateuco, hace más de 3400 años, ya aparece esta forma de aislamiento y así se hizo con la lepra. Los gobiernos proclamaban el ayuno en ocasiones determinadas, normalmente coincidiendo con acontecimientos siniestros, la plaga de peste bubónica de 1563, por ejemplo, para intentar acabar con ella, o como acción de gracias tras el frustrado asesinato al rey Jacobo I de Inglaterra durante la conspiración de la pólvora, en 1605. Existe un protocolo de cuarentena para cualquier muestra procedente de Marte en el “Mars Sample Return Receiving Facility (MSRRF)”.
A principios del siglo XX, las mujeres británicas encontraron en el ayuno su forma de reivindicar el derecho al voto. Las manifestantes que habían sido encarceladas practicaron huelgas de hambre para exigir su liberación. Sus protestas adquirieron una gran notoriedad, y provocaron el escándalo y la indignación públicos. Eso acabó forzando su liberación y el compromiso por parte del gobierno de aprobar el sufragio femenino, aprobado finalmente en 1920. Una de las primeras en adoptar este método como forma de resistencia política fue Marion Wallace-Dunlop, quien, se dice, sirvió como inspiración a Gandhi.
Según la corriente higienista pocas enfermedades se resisten al poder del ayuno. El ayuno intermitente 16/8 creó a Lobezno a partir de Hugh Jackman, con poderes regenerativos que pueden curar cualquier herida, por mortal que sea, inmune a toda enfermedad existente en la Tierra y fuera de ella. No solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. El potaje de vigilia es uno de mis platos preferidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s